QUALITY

INSTRUMENTS

de México, S.A de C.V.®

Quality Instruments
Laboratorio acreditado por ema para realizar pruebas NRF-PEMEX de corrosión e intemperismo acelerado.
Laboratorio homologado por Volkswagen para realizar pruebas bajo la norma
TL 211 Y TL 226.

Cámara de ensayo de condensación QCT

Humedad y temperatura

 

La cámara QCT utiliza agua agresiva para probar la resistencia de la superficie de los recubrimientos y otros materiales. En una cámara QCT, la humedad puede ser un rocío invisible o un condensado continuo a temperatura alta.

También se puede programar para crear un secado cíclico para liberar la presión osmótica. La cámara QCT acelera el ataque de humedad incrementando la temperatura de la condensación.


Funcionamiento sencillo


La cámara QCT no requiere una conexión eléctrica especial ni instalaciones sanitarias: sólo enchufe la unidad y conéctela al suministro de agua regular.

Cómo funciona la cámara QCT: condensación El agua en la parte inferior de la cámara de prueba se calienta para generar vapor caliente.
El vapor se mezcla con el aire y llena la cámara, creando humedad relativa del 100%. Siendo que los paneles de prueba son el techo de la cámara de prueba, los paneles 
se enfrían con el aire ambiental del exterior. 

La diferencia de temperatura resultante hace que el vapor se condense en la parte inferior de los paneles. Este condensado es agua destilada, que está saturada de oxígeno disuelto. 

Una pequeña cantidad del vapor de agua escapa por los canales de dispersión del vapor en cada lado de la unidad QCT. 

El aire continuamente reemplaza el vapor de agua que se escapa, normalizando las proporciones de la mezcla de aire. 

 

La condensación ocurre primero en forma de gotitas microscópicas. Estas gotitas se fusionan para formar gotas cada vez más grandes hasta que finalmente se escurren.

Bajo condiciones constantes, este ciclo de gotas se repetirá, proporcionando un exceso de condensado en la superficie de prueba.

La condensación constante crea una fuerte presión osmótica en todo el recubrimiento, que tiende a jalar la presión hacia el interior del recubrimiento. 

Cuando se seca el espécimen de prueba se libera la presión. Una hora de secado elimina casi todo el agua de un ciclo de condensación de 23 horas. 

Estos periodos de secado representan muchas de las condiciones de servicio. La transición recíproca de mojado a seco es mucho más importante que la duración del tiempo de secado. Cuando el material está seco, ocurre poco deterioro. Un tiempo de secado de una o dos horas normalmente es suficiente para el funcionamiento cíclico.