top of page

QUALITY

INSTRUMENTS

de México, S.A de C.V.®

Quality Instruments
Laboratorio acreditado por ema para realizar pruebas NRF-PEMEX de corrosión e intemperismo acelerado.
Laboratorio homologado por Volkswagen para realizar pruebas bajo la norma
TL 211 Y TL 226.
Buscar
  • qualityinstruments

Corrosión en automóviles



AUTO CORROSIÓN QUALITY INSTRUMENTS MÉXICO
.webp
Descargar WEBP • 86KB



Con la evolución en la construcción de los coches de hoy en día observamos que cada vez son mas variados los materiales para su ensamblaje. Actualmente se usan diferentes tipos de aluminio o plástico, lo que tiene como consecuencia autos más livianos. Además, el acero se mantiene como uno de los materiales que predomina en la fabricación de las partes de carrocería, debido a diferentes propiedades como su resistencia y bajos precios; sin embargo, el principal enemigo de este tan utilizado material es la oxidación.





Primero que nada debemos tener claro que el proceso de oxidación de un metal es la reacción de tipo química que ocurre al momento de existir contacto de metales con el oxígeno. Las carrocerías de los coches que conducimos a diario vienen protegidas contra este proceso por las diferentes capaz de pintura y demás aditivos que son bastante eficientes para evitarlo; pero la oxidación no puede ser totalmente controlada y al existir un pequeño roce de un metal con otro y la deterioración de la pintura, el proceso comienza a avanzar.


Si no se toman las medidas necesarias a un tiempo justo, el óxido comenzará a desplazarse por la parte afectada, lo que puede generar un gran problema, ya que pasará de ser una pequeña imperfección a nivel estético para convertirse lentamente en corrosión y posiblemente la perdida de la pieza. La corrosión es un proceso químico que se "come" la superficie del metal por completo ocasionando que se produzcan huecos. En la actualidad la corrosión avanza de forma mas rápida y agresiva ya que las laminas que se utilizan para la fabricación son bastantes delgadas por el tema del peso y los costos.





Como ya sabemos, tanto la oxidación como la corrosión requieren del oxigeno para iniciar su proceso de descomposición del metal, y el mismo es imposible de aislar ya que se encuentra en todas partes, bien sea en el aire, en el agua o la humedad, convirtiendo el ambiente en un lugar ideal para activar este agente tan dañino.


Otro de los principales factores es el de las condiciones climáticas del lugar donde se encuentre normalmente el metal o en este caso el coche. Las zonas húmedas y con abundante lluvia son enemigos para los metales al igual que las zonas costeras donde la cantidad de automóviles con este daño es común. Con base en esto, el proceso será más rápido que en un sitio sin estas condiciones.





La carrocería es una de las zonas más propensas al proceso de oxidación, por que es la mas expuesta a recibir impactos o roces con otros metales o superficies que pueden llegar a remover la capa de pintura que sirve de protección, dejando el metal al descubierto a las incidencias del clima. Otra parte muy importante es el chasis ya que el mismo no se aprecia fácilmente y puede llegar a oxidarse mas que todo si el coche se encuentra en una zona costera o si el lavado no logra remover sucio acumulado en el mismo.


Debajo del capot del vehículo es difícil llegar a apreciar rastros de oxidación ya que el motor y los diferentes componentes del mismo hacen que sea difícil de ver, para ello debemos ser mas preciosos y ayudarnos con linternas o llegar a desmontar las piezas que sean de fácil remoción, como lo son guarda barros o tapas. En este punto se deben revisar las esquinas o uniones con las manos para poder sentir si hay zonas ásperas o que puedan tener señales de falta de pintura.



En el mismo sitio tenemos un punto muy delicado y es nada más y nada menos que todo el sector donde se encuentra la batería, esto debido a el derrame de ácidos que normalmente genera; adicional al sulfato que puede producirse en los conectores. Se recomienda remover la batería para observar sus puntos de apoyo que es donde generalmente se produce el oxido o la corrosión.





Se debe tener gran cuidado con las mangueras de refrigeración y los líquidos que pueden llegar a expulsar, puesto que por tiempos prolongados pueden ser detonantes para la aparición de oxido. Se recomienda chequear constantemente si no existen fugas mas que todo en el sistema de frenos ya que el líquido de ellos remueve la pintura y es altamente corrosivo.


En Quality Intruments de México se realizan pruebas en un entorno controlado bajo condiciones definidas, con base en las normas solicitadas por nuestros socios comerciales. Nuestros equipos se calibran regularmente para así, garantizar resultados precisos y confiables. Con ello, nuestros especialistas se aseguran de realizar el análisis bajo las condiciones requeridas y podrán certificar con base en los estándares solicitados.





Con 20 años en el sector, somos una empresa que cuenta con el reconocimiento de la EMA y de Grupo Volkswagen como proveedor de servicios a nivel internacional.


Esta nota fue realizada con información de MOTORYRACING.





Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page